ADVERTENCIA: Para poder apreciar correctamente la calidad de las imágenes y los textos, se ha de poseer de manera innata una pizca de sensibilidad hacia la naturaleza. De otra forma el visionado de imagenes y la lectura podría resultar dañina para la vista, llegando incluso a producir efectos negativos irreversibles en el nervio óptico (se conocen casos de gente que no estaba preparada).


Sé valiente e inténtalo.


Cuando nos veamos, te miraré a los ojos y sabré así si tu vista ha sido capaz de aguantar tanta belleza.

Adelante, pónte cómodo y pasea por mi blog.

Espero que sepas disfrutarlo.
Si pinchas sobre la foto accederás a un nuevo mundo.
Algunas tienen sorpresa, otras no. Cada día serán más las pertenecientes a este mundo paralelo.
Jag ber om ursäkt för min dåliga svenska.
Jag kommer att förbättras successivt.

Conjugando un verbo para demostrar una acción

El gerundio y los verbos copulativos.

Un poco de gramática no viene mal de vez en cuando.
En castellano podemos usar de manera específica una conjugación del verbo para demostrar una acción y además nos podemos ayudar de un verbo copulativo que haga de unión entre el sujeto y el gerundio. Parece un poco engorroso todo esto, pero no es difícil. Pasemos a ver algunos ejemplos apoyándonos en las imagenes.


Cantando
Cantando

Un paseo por Djurgården es siempre muy gratificante, haga sol o llueva, esté nevado o la otoñada inunde todo con su lluvia de hojas. En esta ocasión mi vagaje por sus caminos y bosques ha tenido lugar en plena primavera, con la naturaleza cargada de energía. En las ramas de un pino silvestre, un precioso macho de pinzón vulgar estaba cantando ajeno a lo que sucedía a su alrededor. Cercano a él e indiferente a sus melodías, un pico picapinos buscaba algo que llevarse al pico entre las cortezas de los árboles, daba vueltas a los troncos prospectando cada rendija, arriba y abajo por los fustes de los árboles sin cesar en su tarea. Esta escena tuvo lugar en lugar bastante solitario por donde los corzos parece que suelen sestear tranquilamente, pero pareece que no coincidí con su hora de la siest, otra vez será.

Escuchando
Escuchando

En las praderas abundan los zorzales reales que se afanan en su incansable búsqueda de invertebrados. Es muy curioso observarlos y aprender de su técnica de localización de presas. El ave prospecta toda la pradera deteniéndose de vez en cuando a escuchar lo que se mueve por el subsuelo y cuando escucha cómo una lombriz que se creía prudentemente silenciosa se mueve filtrando el sustrato del terreno, el zorzal lanza un arponazo y casi siempre saca a su presa, hay veces que falla quizás calculando mal la profundidad a la que trabaja la lombriz. En la fotografía podemos ver cómo escucha el señor zorzal.

Durmiedo
Durmiendo

Algo más alejada estaba esta barnacla cariblanca a la que la importaba un pimiento el canto del pinzón y los lances del zorzal. Estaba durmiendo plácidamente con el frecor de las herbáceas. Quien sabe lo que estaría soñanado en esos momentos... quizás estuviera visualizando las pasadas jornadas invernales en los lugares lejanos que visitó en compañía de sus familiares y amigos de migración.



2 comentarios:

  1. Aquí estoy. Observando, leyendo, disfrutando.
    Y saludando.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Jesús. Siempre comentando ;-)

    ResponderEliminar