ADVERTENCIA: Para poder apreciar correctamente la calidad de las imágenes y los textos, se ha de poseer de manera innata una pizca de sensibilidad hacia la naturaleza. De otra forma el visionado de imagenes y la lectura podría resultar dañina para la vista, llegando incluso a producir efectos negativos irreversibles en el nervio óptico (se conocen casos de gente que no estaba preparada).


Sé valiente e inténtalo.


Cuando nos veamos, te miraré a los ojos y sabré así si tu vista ha sido capaz de aguantar tanta belleza.

Adelante, pónte cómodo y pasea por mi blog.

Espero que sepas disfrutarlo.
Si pinchas sobre la foto accederás a un nuevo mundo.
Algunas tienen sorpresa, otras no. Cada día serán más las pertenecientes a este mundo paralelo.
Jag ber om ursäkt för min dåliga svenska.
Jag kommer att förbättras successivt.

Donde un día hubo un robledal


Hoy se adelanta un superviviente y hordas de abedules y diversas píceas le siguen en su avance.


The boss



Al otro lado del valle hacen lo propio otros dos planifolios.


2+





10 comentarios:

  1. que majestuosos son los árboles de cierto porte, cuanto habran visto y cuanto, si les dejamos, veran...

    las fotos como siempre magnificas. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánto nos pueden contar los viejos árboles...

      Gracias Mario por pasar.

      Eliminar
  2. Unas fotos absolutamente espectaculares Goyo, me han encantado. Ya tienes un nuevo seguidor desde Cantabria. Saludos desde http://faunacompacta.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Germán por pasar y comentear. Me alegra saber que te gustan mis fotografías.

      Saludos desde el norte.

      Eliminar
  3. Mäktiga träd :) Naturen är underbar !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tack så mycket Lasse!
      Trevlig att läsa dig här.

      Eliminar
  4. Fantástica esa toma en blanco y negro. Los grandes árboles nos acogen y sobrecogen a un tiempo.

    ResponderEliminar
  5. De regreso de los magníficos bosques de Baztan y Malerreka en el prepirineo navarro, a 'Ojolince y Sra.' nos inspira abrazarnos a esos grandes y nobles árboles que tienen tanto que contar.
    Ambas fotografías, instan a ello.
    Un saludo, Goyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, mucho han vivido estos árboles. Muchotendrían que contarnos y enseñarnos si supiesemos escucharlos.

      Un día de fuerte viento, arrancó algunas ramas de unos robles en pleno Estocolmo y tuve la oportunidad de quedarme con un corte en forma de rodaja de una de esas ramas. Mide algo menos de 30 cm. de diámetro y en él se pueden contar hasta 135 anillos y es que por estas latitudes de fríos inviernos hay años en los que cuesta engrosar.

      Saludos desde el norte amigos.

      Eliminar