ADVERTENCIA: Para poder apreciar correctamente la calidad de las imágenes y los textos, se ha de poseer de manera innata una pizca de sensibilidad hacia la naturaleza. De otra forma el visionado de imagenes y la lectura podría resultar dañina para la vista, llegando incluso a producir efectos negativos irreversibles en el nervio óptico (se conocen casos de gente que no estaba preparada).


Sé valiente e inténtalo.


Cuando nos veamos, te miraré a los ojos y sabré así si tu vista ha sido capaz de aguantar tanta belleza.

Adelante, pónte cómodo y pasea por mi blog.

Espero que sepas disfrutarlo.
Si pinchas sobre la foto accederás a un nuevo mundo.
Algunas tienen sorpresa, otras no. Cada día serán más las pertenecientes a este mundo paralelo.
Jag ber om ursäkt för min dåliga svenska.
Jag kommer att förbättras successivt.

Libélulas y demás vida en Hornachuelos (primera parte)

Fue un día largo, comenzó a sonar el despertador a las 5 de la mañana, no un riiiiing estridente que más que despertar asusta, no, sonaron los cantos de los paseriformes del bosque que tengo grabados en el móvil para usar en casos como este. Así que el despertar fue más suave y tranquilo gracias a ellos.

Estaba planeado comenzar a andar una ruta por Hornachuelos a las 8 de la mañana para no coincidir demasiado con los calores del día que también habían decidido salir a pasear ese día, pero un poco más tarde. Los horarios no se cumplieron y llegamos con un poco de antelación al lugar de inicio y cuando nos quisimos dar cuenta ya estabamos metidos en faena.

Yo nunca antes había estado en Hornachuelos, es un pueblo construído en parte en la cresta de un cortado calizo con numerosos recovecos y pequeñas cuevas que hacen las delicias de vencejos, golondrinas, aviones y palomas, que encuentran ahí su lugar de cría.

El sendero que recorrimos discurre por la ribera del río Bembézar donde sus aguas duermen tranquilas remansadas por los ambalses. Destacaron durante todo el recorrido los abundantes zygópteros en forma de Platycnemis acutipennis que desde primera hora de la mañana se soleaban en la pendiente del valle alejadas unos cuantos metros del cauce del río. Vimos machos y hembras por separado, pero también haciendo cópulas para perpetuar la especie en este lugar. 

 Platycnemis acutipennis
Platycnemis acutipennis hembra



 Platycnemis acutipennis

Cópula de Platycnemis acutipennis



Platycnemis acutipennis  
Platycnemis acutipennis macho

Otro animal que destacó esa mañana por su abundancia fueron las lagartijas colilargas (Psammodromus algirus) que salían en busca de los primeros rayos de sol que les calentase su fría sangre. Casi a cada paso se oía correr a refugiarse alguna lagartija y siempre que pudimos observarlas se trataban de la misma 
especie de cola larga. 


 Psammodromus algirus  
Psammodromus algirus macho



A medida que nos acercábamos al ecuador de nuestro recorrido a pie comenzaba a despuntar entre la espesura montana de las laderas el ya abandonado Seminario de Nuestra Señora de los Ángeles

Monasterio de Nuestra Señora de los Angeles
 
Seminario de Nuestra Señora de los Angeles



Bonito lugar eligieron los monjes para establecerse y más aún cuando en 1490 se fundó y el cañón era más profundo debido a que por aquel entonces las aguas no estaban embalsadas. 

Monasterio de Nuestra Señora de los Angeles
 
Seminario de Nuestra Señora de los Angeles



Ahora los numerosos aviones, golonndrinas y  vencejos hacen de esta edificación su casa de verano.

Monasterio de Nuestra Señora de los Angeles
 
Seminario de Nuestra Señora de los Angeles



A la vuelta, las observaciones de Platycnemis acutipennis siguieron sucediendose y ya algunas mariposas también volaban por la zona, una de las más abundantes fueron las Satyrium spini, que como curiosidad cabe destacar que los machos tienen androconia, bonitas mariposas del géreno Lycaenidae, pequeñas y apacibles entre las flores. 

Satyrium spini

Satyrium spini



Pero no sólo ellas volaban entre la vegetación, las bellas Iphiclides podalirius y Gonepteryx cleopatra, por ejemplo también se lucían con sus vuelos. Y hasta una mariposa a la que sólo podemos encontrar en Europa en la Península Ibérica, Francia e Italia, la llamativa Zygaena sarpedon

Zygaena sarpedon

 Zygaena sarpedon


Y ya llegando casi al final del recorrido a medio día, que fue nuestro punto de partida por la mañana en las aguas del embalse se dejaron observar un par de preciosas Oxygastra curtisii, especie de libélula catalogada "En Peligro" a nivel nacional y ubicada en la categoría "Sensible a la alteración de su hábitat" en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, todo esto nos da una idea de la importancia que tiene esta especie de odonato. Donde la Oxygastra vuela, hay calidad de aguas y de riberas y tristemente cada vez es más escasa. Como es una especie muy territorial, está constantemente volando recorriendo su territorio de manera casi sistemática así que la foto la he dejado para otra vez. Pero hubo oportunidades con otras libélulas, una Trithemis annulata nos mostraba las venaciones rojas de sus alas mientras descansaba en el extremo de una pequeña rama cercana a la superficie acuática.

Trithemis annulata
  
Trithemis annulata


Y como por arte de magia apareció el rojo vivo de una Trithemis kirbyi, especie de procedencia africana que lleva poco tiempo en nuestra península, desde que en 2007 se observara un ejemplar en un arroyo de Málaga, sus poblaciones se están expandiendo rápidamente por otras provincias de Andalucía. En esta ocasión pudimos observar dos o tres ejemplares que no dudaron en posar para la cámara.

Trithemis kirbyi
 Trithemis kirbyi



Así concluimos la mañana. Un lugar para volver, sin lugar a dudas. Por la tarde paseamos por otra zona cercana en busca de nuevas especies de odonatos y lo que nos saliera al paso, por su puesto, pero eso lo contaré en otra entrada.






11 comentarios:

  1. Ihania kuvia. Herkkiä hetkiä , läpikuultavia siipiä

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kiitos oikein paljon herkkyyttä ja vierailusta.

      Eliminar
    2. Suomessa on myös upea luonto, ... ja suodenkorennot!.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Teresa. Me alegra saber que te gusta.

      Eliminar
  3. Respetando por supuesto la belleza de todas las especies, la colilarga es de esos bichos que te llegan al alma. No sé cuál es la razón pero, es sencillamente preciosa. Además, la has sacado con el traje de grandes eventos.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con sus mejores galas estaban los machos de colilarga, estaban de ligoteo!

      Eliminar
  4. ¡Menudo rosario de preciosidades!
    Yo creo que ya tienes fama entre los bichos y salen para que les fotografíes en todo su esplendor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dedicar un poco de tiempo a cada individuo. Ese es el truco.

      La cololarga por ejemplo me huía como alma que lleva el diablo subiendo por el tronco de un árbol y asomándose de vez en cuando para controlar por donde estaba yo. Y ya en la última oportunidad que me dio, le pude sacar una única fotografía que es la que os muestro.

      Hay que tener un poco de paciencia.

      Eliminar
  5. Magnífico Trithemis kirbyii y Erithroma lindeni.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las Kirbyi son cada vez más frecuentes de encontrar. El año pasado observé varias en algunos parques de Sevilla.

      Eliminar