ADVERTENCIA: Para poder apreciar correctamente la calidad de las imágenes y los textos, se ha de poseer de manera innata una pizca de sensibilidad hacia la naturaleza. De otra forma el visionado de imagenes y la lectura podría resultar dañina para la vista, llegando incluso a producir efectos negativos irreversibles en el nervio óptico (se conocen casos de gente que no estaba preparada).


Sé valiente e inténtalo.


Cuando nos veamos, te miraré a los ojos y sabré así si tu vista ha sido capaz de aguantar tanta belleza.

Adelante, pónte cómodo y pasea por mi blog.

Espero que sepas disfrutarlo.
Si pinchas sobre la foto accederás a un nuevo mundo.
Algunas tienen sorpresa, otras no. Cada día serán más las pertenecientes a este mundo paralelo.
Jag ber om ursäkt för min dåliga svenska.
Jag kommer att förbättras successivt.

Mirada verde y cinturilla celestial

Últimamente las libélulas parecen ser las protagonistas de mi blog y es que este año me he propuesto aprender un poco sobre la vida de estos magníficos insectos. Sus costumbres, su periodo de vuelo, sus variaciones físicas, su alimentación, sus hábitats, etc.

Hoy os presento a una de las especies de mayor tamaño que frecuentan las zonas húmedas de la Península Ibérica, la Anax parthenope. Estos días la podemos encontrar en vuelo de patrulla por su territorio en zona de aguas tranquilas, sin eutrofizar y con vegetación en la orilla y el agua. Es una especie muy territorial que expulsará a cualquier otra libélula de igual o menor tamaño que ose atravesar el límite imaginario de sus dominios. Es frecuente observar persecuciones, escaramuzas y acrobacias cuando dos machos de esta especie se encuentran y aveces estos encuentros se pagan con alguna lesión, normalmente por choque de sus finas alas con la vegetación palustre. No pasan mucho tiempo posadas, casi siempre están vigilantes patrullando, pero com hacer la foto en vuelo es mucho más difícil, yo he aprovechado esos escasos momentos de tranquilidad para poder retratar en su medio a uno de los machos.

Siempre atentas ante cualquier incursión aérea.

Anax parthenope
Anax parthenope

Su uniformes es: calzón azul y casco verde.

Anax parthenope
Anax parthenope

No suelen posarse en el suelo, les gusta hacerlo en la parte baja y media de los carrizos.

Anax parthenope
Anax parthenope

Los combates aéreos hacen mella en sus alas.

Anax parthenope

Anax parthenope

Sólo especies de mayor tamaño son capaces de amedrentarlas, como sucede cuando una Anax imperator se cruza en su camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada